Comprar Paleta Ibérica, ¿sí o no?

¿Comprar Jamón o Paleta Ibérica? Esta es, lógicamente, una duda que asalta a muchos compradores de estos deliciosos ibéricos. Y no en vano: ambos tienen un sabor particular marcado por diferentes pesos de las patas y paletas y diversos tiempos de curado. Además, siempre hay un Ibérico que se adapta mejor a ti. Ya sea por tus propios gustos como consumidor o por la extensión de tu familia y amigos, siempre habrá un producto que te venga mejor que otro. Así que, en el artículo del Blog de hoy hablaremos de todas las bondades de este manjar Ibérico. Y quién sabe, quizás decidas hacerle un huequito en tu cocina y en tu mesa. ¿Quieres saberlo todo sobre la Paleta Ibérica? ¡Pues comenzamos!

¿Paleta Ibérica o Jamón Ibérico?

Uno pensaría que el Jamón Ibérico, siendo el rey indiscutible de los Ibéricos, es el curado con más adeptos. Y erraríamos al pensar así, pues os sorprendería la cantidad de defensores acérrimos con los que cuenta la Paleta Ibérica. Pero, ¿realmente hay tanta diferencia entre ambos productos?

Pues bien, la respuesta es un sí rotundo. La Paleta Ibérica se elabora a partir de las patas delanteras del cerdo ibérico, en contraposición al Jamón, que se corresponde con las patas traseras. Esto deviene lógicamente en un tamaño menor, y la diferencia de peso entre ambos productos es notable. Mientras que el Jamón puede alcanzar los ocho kilogramos de peso, la Paleta Ibérica se quedaría en unos seis. Pero, ¿en qué se traduce esto?

La respuesta es simple. Para empezar, la Paleta, al estar más concentrada, posee un sabor mucho más intenso que el del Jamón Ibérico. Tiene, además, más proporción de grasa, lo que también influye a la hora de convertirlo en una jugosa delicia para el paladar. Pero si creíais que el hecho de tener más tocino es algo necesariamente malo, nada más lejos de la realidad. Esto procura que no se absorba tanto sodio durante el salado, por lo que es más recomendable para personas con la tensión alta que otras carnes curadas.

¿En qué casos es mejor comprar una Paleta Ibérica?

Pero su increíble sabor es solo uno de los factores a tener en cuenta. Aunque ciertamente es importante, a la hora de comprar Jamón o Paleta Ibérica tenemos que elegir el que más se adapte a nuestras necesidades. Ciertamente, hay varias situaciones en las que nos conviene muchísimo más decantarnos por este ibérico en lugar de por el Jamón.

La primera de ellas es si somos de los que nos gusta disfrutar de nuestro ibérico a nuestro ritmo. La Paleta Ibérica, al tener mayores cantidades de grasa, resiste mejor el paso del tiempo y tarda más en secarse. De este modo podemos reservar perfectamente nuestra pieza para consumirla más adelante, sin prisa.

También puede ser una excelente opción si nuestro núcleo familiar no es demasiado amplio. Ideal para dos o tres personas, la Paleta Ibérica también puede brindarnos un gran rendimiento. Quizá de primeras nos tiente más hacernos con una pieza más grande, pero ese desembolso extra no servirá de nada si después el producto no se consume a tiempo o se echa a perder. Porque sí, el presupuesto es otro de los factores a tener en cuenta al hablar de comprar Paleta Ibérica. Estas normalmente no tienen un precio tan elevado como los Jamones, por lo que podemos conseguir un sabor excelente a un precio mucho más asequible y adecuado a nuestros bolsillos.

¡Y esto es todo por hoy! ¿Y tú? ¿Eres más de Paleta Ibérica? ¿O prefieres la pata de toda la vida? ¡Dínoslo en un comentario!

Publicado en: Paleta Ibérica

Deja un comentario

Código de seguridad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.