¿Embutidos Ibéricos o Carne Curada para adelgazar?

Para algunos, el verano es una época de ejercicio al aire libre y comidas equilibradas. Para otros, es un sinfín de helados y citas con los amigos para tapear y beber alguna que otra cerveza o copa de vino. Si eres de los que se permite más libertades durante las vacaciones de verano, ¡no te preocupes! Existen formas de recuperar la línea sin privarnos de comer rico. Para ello, la carne ibérica curada y los embutidos ibéricos son tus aliados. Pero, ¿cómo pueden ayudarnos estos dos productos a perder peso? ¿Son unos más saludables que otros? ¿Cuál debe ocupar un mayor peso en mi dieta? Pues bien, si quieres conocer todas las respuestas a estas preguntas, ¡seguid leyendo!

¿Carne ibérica curada o Embutidos Ibéricos?

Puede que algunos de vosotros os estéis preguntando: ¿Embutidos Ibéricos para adelgazar? ¿No recomienda la OMS un consumo moderado de este producto? Pues bien, primero vamos a diferenciar entre todos los productos ibéricos curados. Aunque ambos pueden sernos útiles en nuestro propósito de recuperar la línea, ambos presentan diferencias que es necesario señalar. Así, los embutidos son definidos como: “preparación consistente en picar carne de cerdo, tocino y demás ingredientes para posteriormente embutirla en una tripa, sintética o natural, y posteriormente servirla cruda, cocida, curada o ahumada”. Este método de preparación se contrapone a la carne ibérica curada, la cual es una pieza entera del cerdo ibérico curada, sin picarla ni embutirla.

Sin embargo, tienen varias similitudes: tanto la carne ibérica curada como los embutidos ibéricos son deliciosos y pueden ayudarnos a bajar de peso. Aunque es cierto que los nutrientes que nos aportan y la frecuencia con los que debemos consumirlos varía. ¡Pero no os preocupéis! En seguida os damos todas las claves para incluirlos en nuestra dieta de manera inteligente.

Carne curada: Jamón, Paleta y Lomo

Si estamos confeccionando una dieta saludable que nos ayude a perder de peso, la carne curada puede ser nuestra mayor aliada. Dentro de la definición que os dábamos en el apartado anterior pueden encasillarse tres productos ibéricos curados excelentes: Jamón, Paleta y Lomo Ibérico.

Pero no solo se caracterizan por la forma de elaborarlos. También reúnen altas cantidades proteínicas que, como puede ser que ya sepas, tienen efectos saciantes. De este modo, los expertos estiman que el Jamón Ibérico tiene un 50% más de proteínas que cualquier carne fresca, a parte de aportar calcio, vitaminas B y D, hierro, magnesio, zinc, potasio y fósforo. ¿En qué se traduce esto? Pues bien, al estar consumiendo productos saciantes reduciremos el hambre entre horas. Además, el hecho de estar consumiendo un producto con un sabor delicioso y que asociamos a buenos momentos con familia y amigos nos ayudará a eludir la sensación de estar haciendo dieta. Eso, sumado a que estamos adquiriendo productos nutricionalmente complejos, nos hará sentir llenos durante más tiempo y además estaremos mejor alimentados y nutridos.

Si queremos un producto con menos sal, siempre podremos decantarnos por la Paleta Ibérica. Aunque tenemos que tener en cuenta que tiene más cantidad de grasa que el Jamón Ibérico. Y, si queremos un producto con menos grasa, pero con más sodio, el Lomo Ibérico puede ser una buena opción. ¡Las posibilidades son infinitas!

Embutidos, mejor ibéricos

Si no solo sois amantes de los ibéricos sino también de lo salado, aquí está vuestra clave para hacer dieta y no desistir en el intento. Esta es tan sencilla como no ser tan duros con nosotros mismos y permitirnos pequeños caprichos de vez en cuando. Por ejemplo, embutidos ibéricos tales como el chorizo, el morcón ibérico o incluso el salchichón (solo o con frutos secos, como los elaboramos en Olalla) pueden ayudarnos mucho si sabemos cómo.

 

Su clave reside en que son ricos en las vitaminas de los grupos B y K, que inciden directamente sobre el estrés y el estado de ánimo. Si bien es cierto que no deberíamos incluirlos en nuestra dieta a diario, sí podremos recurrir a ellos cuando sintamos que las fuerzas nos abandonan y desearíamos comer algo mucho más graso y calórico. ¿Lo importante? ¡Que sean siempre ibéricos! Los productos elaborados a partir de estas razas de cerdo son siempre mucho más saludables que sus contrapartes.

¡Así que ya sabéis! Las carnes curadas son vuestras aliadas en el día a día, y los embutidos ibéricos os ayudarán a superar esos pequeños momentos de ansiedad o debilidad. ¡Llévate los tuyos a casa cuanto antes!

Deja un comentario

Código de seguridad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.