¿Se puede congelar el jamón ibérico?

A veces queremos que dure tanto que pensamos si se puede congelar el jamón ibérico para conservarlo en el tiempo. Te contamos cuánto hay de mito y realidad en esta creencia quizás no tan recomendable.


Se puede congelar el jamón cortado, pero…

Tienes la pata preparada en el jamonero. La boca ya se te hace agua pero, una vez empiezas a cortar, te das cuenta de que tienes jamón para rato. Y ante esta realidad, surge la duda universal: ¿se conservará bien si lo dejo “al fresco”? ¿O quizás sería mejor congelarlo?

Te recomendamos no congelar el jamón ibérico por diferentes motivos.

Congelar el jamón es una de esas prácticas que solemos escuchar en más de una ocasión: desde las mujeres embarazadas que deben comerlo libre de posibles parásitos (de ahí el congelarlo), a quienes piensan que este método permitirá conservar mejor sus nutrientes y cualidades en el tiempo.

Pero no es recomendable el jamón congelado, especialmente si es para consumo personal. Por otra parte, sí es un recurrente en grandes empresas como los supermercados, lugares donde no tienen productos de alta calidad. ¿Alguna vez has ido a hacer la compra y has visto en la vitrina unas lonchas de jamón cortadas de forma perfecta?

Tiene truco, y es que las empresas carniceras suelen deshuesar el jamón, después lo moldean y finalmente lo congelan para poder cortarlo de forma más fácil. De esta forma ofrecen un producto, en apariencia, más atractivo.

Pero cuando se trata de conservar tu jamón ibérico, no recomendamos congelarlo, ya que perderá el aroma y sabor que lo caracteriza.


Conservar jamón envasado al vacío sin congelarlo

Más que un alimento, un jamón invita a un ritual propio: un sabor y aroma únicos, procedentes de los mejores cerdos del mundo. Unos buenos picos esperando y ese vino que acompaña al mejor festín. Diferentes elementos que invitan a dejar respirarlo antes de consumirlo.

Si quieres mantener todas sus propiedades intactas, congelarlo no es la solución. En su lugar, puedes optar por jamón ibérico envasado al vacío.

Este procedimiento no solo permite alargar la vida del proceso del curado del jamón, sino que mantiene todas sus propiedades como el primer día. Al no estar en contacto con el aire, no se reseca, además de ofrecer un formato mucho más cómodo a la hora de servirlo.


El mejor jamón ibérico en Olalla

En Olalla contamos con los mejores productos. Un jamón 100% ibérico DOP Jabugo Summum que evoca el mejor de los festines. Nuestro mayor orgullo es a su vez una de las muchas opciones a la hora de disfrutar del mejor bocado.

Si te preocupa más la durabilidad del jamón, puedes hacerte con una pieza o elegir entre nuestros atractivos paquetes y surtidos de loncheados y jamón ibérico al vacío. Una forma diferente y más cómoda de disfrutar de tu sabor favorito sin preocuparte por que se oxide. Y mucho menos, por tener que congelarlo.

Y ahora que ya sabes si se puede congelar el jamón ibérico, descubre todas las opciones en nuestra tienda online.

Publicado en: Jamón Ibérico

Deja un comentario

Código de seguridad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.