Preguntas más frecuentes al comprar Jamón Ibérico

En Olalla sabemos de primera mano que son muchas las dudas que nos pueden surgir a la hora de comprar Jamón Ibérico. Este es un mundillo ciertamente delicioso, pero no por ello menos profundo y complejo. Es por eso que hemos pensado dedicar la presente entrada del Blog a contestar algunas de las preguntas que más se hacen nuestros clientes. Ya veréis que en cuanto quedan claros algunos conceptos clave, lo complicado se vuelve mucho más sencillo. Hoy nos centraremos en todo lo relevante para elegir correctamente nuestra pieza de Jamón Ibérico. Y, además, también os dejaremos un poco de información general sobre los productos que podemos encontrar a nuestra disposición, para que no nos den pata por paletilla. Sin más dilación, ¡comenzamos!

¿Comprar Jamón Ibérico o jamón serrano?

Esta es una pregunta que muchas personas suelen hacerse, especialmente al comparar el precio de ambos productos. Como consumidores es lógico querer elegir lo mejor al mejor precio, así que vamos a tratar de explicar la diferencia entre las calidades de uno y otro producto.

Lo que comúnmente conocemos como Jamón Serrano, es un jamón que proviene de cerdos de raza blanca, alimentados a base de piensos y con una curación de entre 8 y 12 meses. Por otra parte, el Jamón Ibérico proviene, como su nombre bien indica, de animales de raza ibérica. Su alimentación puede variar bastante (pienso, hierbas frescas, bellotas), lo que se traduce en un rango de curado de 27 a 36 meses dependiendo de la misma.

Si queréis profundizar más en este asunto y entender estas diferencias tan significativas a la hora de degustar el producto final (y, sobre todo, a la hora de comprar, os dejamos por aquí un ilustrativo artículo de nuestro Blog que indaga más en este mismo tema.

¿Cómo comprar un buen Jamón Ibérico?

Lo primero que caracterizará a un Jamón Ibérico será su forma alargada y estrecha. Otros detalles de su aspecto pueden darnos más información sobre su calidad. Por ejemplo, si las pezuñas presentan un tamaño uniforme, con una separación entre ellas, será señal de una vida de pastoreo en libertad.

Además, como resultado de la ingesta de bellotas podemos comprobar que dejamos huella al presionar con los dedos en la pata del Jamón, lo cual también es un indicio de un Jamón Ibérico de gran calidad. También una corteza amarillenta podrá asegurarnos un proceso de curación lento, lo que se traducirá en un mejor sabor.

¿Qué es el Jamón de Jabugo?

Un Jamón Ibérico que ostente la Denominación de Origen Protegida de Jabugo debe reúnir una serie de requisitos técnicos y geográficos. Esto significa que el Jamón de Jabugo necesariamente estará elaborado a partir de cerdos de raza ibérica alimentados con bellota y demás hierbas frescas durante la época de la montanera. Pero eso no es todo, sino que debe elaborarse en la Serranía de Huelva, en uno de los pueblos reconocidos con la denominación de origen protegida.

¿Y qué significa esto? Pues bien, significa que nos encontramos ante uno de los Jamones Ibéricos más nobles y exquisitos de entre los que pueden encontrarse. Es todo un producto gourmet que merece la pena probar.

¿Pata o Paleta Ibérica? ¿Pata izquierda o derecha?

Aunque la pata del cerdo ibérico, conocida como Jamón tras su curación, y la Paleta Ibérica se elaboran esencialmente de la misma manera, hay parámetros muy distintos como los tiempos de curación y secado. Esto deviene lógicamente en productos finales diferentes, y son esas diferencias las que tenemos que tener en cuenta a la hora de comprar Jamón Ibérico. El tema entre las diferencias entre Pata y Paleta lo tratamos no hace mucho en una guía para principiantes que confeccionamos. ¡Quizá te interese echarle un vistazo!

Fuente de la imagen: El Español

Por otra parte, han circulado muchos rumores sobre si es mejor consumir la pata izquierda o la pata derecha del cerdo ibérico. Al parecer, existe la creencia de que estos animales descansan siempre tumbados sobre una pata, que soporta más peso que la otra. Sin embargo, no es cierta, pues los cerdos ibéricos descansan en cualquiera de sus dos patas indiscriminadamente.

¡Y esto ha sido todo por hoy! ¿Te han parecido útiles nuestras aclaraciones? ¡Dínoslo en los comentarios! Si os ha interesado este formato de artículo, háznoslo saber de igual manera y quizás hablemos de otros temas en el futuro. Quizá os interese saber todo lo relativo a los consejos para conservar un Jamón Ibérico en estado óptimo. O quizá es posible que tengáis preguntas propias que queráis formularnos. Sea como sea, ¡nos leemos pronto!

Deja un comentario

Código de seguridad

Utilizamos cookies para asegurar que damos la mejor experiencia al usuario en nuestra web. Si sigues utilizando este sitio asumiremos que estás de acuerdo.