¿Cómo conservar el Jamón Ibérico si hace calor?

Que las altas temperaturas han llegado para quedarse es un hecho. Ante esta circunstancia, puede surgir la siguiente pregunta: ¿Cómo conservar el Jamón Ibérico si hace calor? Te damos la respuesta. 

El Jamón Ibérico y el calor

Al comprar Jamón Ibérico, debes saber que se trata de un alimento sensible al calor y las altas temperaturas.  

No te preocupes, no deberás cuidarlo en exceso, pero sí deberás tener en cuenta una serie de pautas para que tu Jamón Ibérico conserve su aroma, sabor y textura intactos

Consérvalo en un despensa fresca, cerrada y seca. Lo mejor es que se trate de un lugar con puerta, que puedas cerrar para protegerlo de los rayos del sol. 

Si aún no lo has abierto, déjalo en la misma tela en la que lo recibiste. Cuélgalo para que se ventile. 

¿Lo has abierto? En ese caso, guárdalo con pequeñas porciones de grasa en las zonas que has cortado. Así lograrás que no se seque. Pon también un trapo limpio encima. 

Al contrario de lo que se pueda pensar, no debes meterlo en la nevera ni conservarlo en frío. La temperatura ambiente es la ideal

En cambio, si se trata de Jamón Ibérico loncheado, mételo en la nevera. Eso sí, sácalo unos diez o quince minutos antes de consumirlo. También puedes pasarlo unos segundos por debajo del grifo con agua tibia. 

La última de las claves tiene que ver con el corte del Jamón Ibérico. Parece obvio, pero es fundamental. Corta únicamente las lonchas que vayas a comerte y no las tengas demasiado tiempo en el plato. 

Así debes conservar el Jamón Ibérico si hace calor. Ya solo te queda hacerte con uno de los productos de Olalla Jamones

Deja un comentario

Inicia sesión para publicar comentarios.