¿Cómo saber si un Jamón Ibérico está en mal estado?

En ocasiones, si el jamón lleva mucho tiempo abierto, puede ponerse malo. Pero... ¿Cómo saber si un Jamón Ibérico está en mal estado? En el post de hoy de Olalla Jamones te damos todas las claves. 

Cómo saber si un Jamón Ibérico está en mal estado

Saber si un Jamón Ibérico está en mal estado es fundamental para certificar la seguridad alimentaria y ahuyentar problemas de salud. 

Antes de enviar un jamón, cada empresa de ibéricos se asegura de que tanto el proceso de maduración como el de curación han sido llevados a cabo correctamente. En Olalla Jamones llevamos a cabo una supervisión completa, que va desde el despiece hasta el traslado del jamón a los hogares de nuestros clientes. 

¿Cómo puede, entonces, ponerse malo un jamón? Pues ya lo mencionábamos antes. Principalmente, porque lleva mucho tiempo abierto. Ya sea una pieza entera o jamón loncheado en sobre.

Ahora bien, ¿cómo saber si un Jamón Ibérico está en mal estado? Vamos a dejarte unos tips para que sea más fácil averiguarlo. 

El primero de ellos, su olor. Puede parecer lógico, pero es que la primera señal de que un jamón está estropeado es que desprende un olor fuerte y nada agradable. Hablamos de un olor rancio, parecido al del amoníaco. Si lo percibes, no consumas el jamón. 

Otro aspecto en el que hay que fijarse es en la grasa. Fíjate bien si aprecias un exceso de grasa, lo recomendable es que la pieza de Jamón Ibérico cuente con la proporción justa. 

La vista te dará otra de las claves. A cualquier elemento extraño que veas en el jamón, deséchalo. Ya sea moho, manchas verdes, puntos negros, etc. Observa también que la superficie no esté ni muy pegajosa ni muy seca. 

Como se suele decir, en el punto medio está en la virtud. He aquí otra de las claves, el jamón no debe estar ni muy blando ni muy duro. La textura del Jamón Ibérico es firme y uniforme, lo contrario puede ser una señal de deterioro. 

El sabor, fundamental. Va un poco en la línea con el olor. Ante sabores ácidos o metálicos, deja de comer. Lo mismo si notas el jamón o paleta excesivamente salado.

Al comprar Jamón Ibérico loncheado, fíjate que esté bien envasado al vacío. Un Jamón Ibérico correctamente envasado no presentará aberturas ni aire dentro del sobre. 

Por supuesto, revisa siempre la fecha de caducidad.

Consejos para conservar el jamón más tiempo

Queremos aprovechar este post para rescatar unos consejos que te ayuden a conservar el jamón más tiempo

Utiliza siempre el sentido común. Olor, sabor, etc. Si algo parece malo, probablemente esté malo. 

En el caso del Jamón Ibérico loncheado, no lo dejes muchos días abierto en la nevera. 

Para las piezas enteras, déjalo en una despensa o similar, con la temperatura adecuada. 

Además, tapa el jamón adecuadamente

Si, aún así, tienes dudas, puedes ponerte en contacto con nuestro equipo y te ayudaremos en todo lo que esté en nuestra mano. 

Y recuerda, comprar Jamón Ibérico de oferta es posible gracias a Olalla Jamones. Llévate a casa jamones y paletas ibéricas al mejor precio

Deja un comentario

Inicia sesión para publicar comentarios.