Cómo maridar el Jamón Ibérico

Existen muchas formas de realzar el sabor del Jamón Ibérico. Una de ellas es con un buen maridaje. Por eso, en el post de hoy de Olalla Jamones, vamos a contarte cómo maridar el Jamón Ibérico.

Cómo maridar el Jamón Ibérico

Por todos es sabido que el Jamón Ibérico es una de las joyas gastronómicas españolas. A pesar de contar con un sabor y textura únicos, existen maneras de elevar aún más la experiencia de su degustación. En este post, exploraremos juntos cómo maridar el Jamón Ibérico, desde vinos hasta otras bebidas como cavas o cervezas. 

Jamón Ibérico y vino tinto, un clásico

La combinación de Jamón Ibérico y vino tinto es todo un clásico. El vino tinto quizá sea la elección más popular a la hora de acompañar este manjar, sobre todo aquellos con una buena acidez y taninos moderados. Antes de continuar, aclarar que los taninos son sustancias del vino que lo dotan de su sabor astringente y amargo. 

Dicho esto, los vinos tintos que mejor combinan con el Jamón Ibérico son tres:

  1. Rioja Reserva. Este vino cuenta con un perfecto equilibrio entre fruta, acidez y barrica. Gracias a este equilibrio, el sabor del Jamón Ibérico no se ve opacado, sino todo lo contrario.
  2. Ribera del Duero Crianza. Más robusto y con notas de frutos rojos, que complementan muy bien la intensidad del Jamón Ibérico. 
  3. Garnacha. Aunque menos popular, es un vino más ligero y frutal, ideal para quiénes buscan un maridaje menos intenso. 

Jamón Ibérico y vino blanco, una combinación más fresca

Es menos habitual combinar Jamón Ibérico y vino blanco, sin embargo, se trata de una combinación más fresca. Busca un vino blanco con buena acidez y cuerpo, por ejemplo:

  1. Albariño. Vino gallego, fresco y cítrico, limpia el paladar y realza el sabor del Jamón Ibérico.
  2. Verdejo. Sus notas herbáceas complementan la textura grasa del jamón. 
  3. Chardonnay. Es el que aporta más frescura, eso sí, debe ser un Chardonnay bien equilibrado. 

Combinar Jamón Ibérico con cavas y champagnes 

La característica principal de cavas y champagnes son sus burbujas. Lejos de apagarlo, dichas burbujas son un acompañamiento idóneo para el Jamón Ibérico. Su efervescencia ayuda a limpiar el paladar entre loncha y loncha.

En este caso, prueba con un Cava Brut o Champagne Brut, este último más sofisticado. 

Jamón y cerveza, es posible

Seguro que hay por aquí muchos amantes de la cerveza. Pues bien, combinar jamón y cerveza, es posible. Te damos algunos ejemplos:

  1. Cerveza Lager. Al ser cervezas frescas y ligeras, no sobrecargan el paladar.
  2. Cerveza Amber Ale. Si eres persona de contrastes, es tu opción. Estas cervezas son más maltosas y caramelizadas, en contraposición al sabor salado del Jamón Ibérico. 
  3. Cerveza IPA. La más atrevida, por su sabor amargo, no obstante, puede ser un buen acompañamiento. 

Jamón Ibérico y vinos generosos, la opción más tradicional

Por último, Jamón Ibérico y vinos generosos, la opción más tradicional. 

Fino, manzanilla y oloroso, tres buenas opciones que armonizan estupendamente con el Jamón Ibérico.

En definitiva, el Jamón Ibérico es un producto muy versátil, que combina bien con muchas bebidas. La clave para saber cómo maridar el Jamón Ibérico está en encontrar el equilibrio y ser fiel a tus gustos. Si tienes alguna duda, en Olalla Jamones estamos a tu disposición para resolverla. 

Deja un comentario

Inicia sesión para publicar comentarios.