Partes de la Paleta Ibérica: ¿Cuáles son?

Que comprar Paleta Ibérica de Bellota es todo un placer para los sentidos, ya lo sabemos. Sin embargo, ¿conoces las partes de la Paleta Ibérica? ¿Cuáles son? ¡Te lo contamos!

Partes de la Paleta Ibérica

La Paleta Ibérica corresponde con una de las patas delanteras del cerdo ibérico. En Olalla Jamones las curamos en nuestros secaderos de Santa Olalla del Cala durante 30 meses, lo que dota a la Paleta Ibérica de un aroma y sabor únicos. 

No obstante, "enfrentarse" a una Paleta Ibérica puede provocar en ti ciertas dudas. ¿Cómo abordarla? ¿Cómo debes empezarla? Todo un proceso al que debes prestar atención, desde el momento de elegir tu Paleta Ibérica hasta el de cortarla y conservarla en todo su esplendor. 

En este post vamos a detallarte todas las partes de la Paleta Ibérica, para que puedas disfrutarla con todas sus características intactas de principio a fin. 

Antes de continuar, debes saber que la Paleta Ibérica consta de cinco partes: maza, contramaza o babilla, jarrete o codillo, caña y pezuña. Ahora sí, vamos a los detalles. 

La Maza de una Paleta Ibérica

La primera de las partes es la maza. La maza de una Paleta Ibérica es, quizá, la mejor parte de todas. De las zonas comestibles, la maza es la más grande, a la que vas a sacar más provecho para el consumo. 

Cuenta con mayor cantidad de grasa infiltrada, lo que la hace la parte más sabrosa de la Paleta Ibérica

Está localizada en la parte posterior de la pieza y es la menos curada, es decir, la más tierna

La Contramaza o Babilla, ¿qué es?

Seguimos con la contramaza, también conocida como babilla. Si la maza era la parte posterior de la pieza, la contramaza es la parte delantera de la pata de cerdo ibérico. Es más pequeña que la maza y está más cerca del hueso, por tanto, está más curada y es menos jugosa que la anterior. 

¡Ojo a este dato! Empieza a cortar por la contramaza o babilla si quieres que tu Paleta Ibérica conserve sus cualidades el mayor tiempo posible. 

Jarrete o Codillo de la Paleta Ibérica

Es una carne más fibrosa y más dura. Puedes emplearla para hacer taquitos de Jamón Ibérico, teniendo en cuenta que es la zona más aceitosa.

La idea es aprovechar cada una de las partes de la Paleta Ibérica.

La Caña

En la Paleta Ibérica, la caña está justo después de la pezuña. Te servirá para apoyar la mano cuando vayas a abrir la Paleta Ibérica.

Hablábamos antes de aprovechar cada parte de la Paleta Ibérica. Puedes añadir la caña a tus guisos para darle un toque de curado.

Pezuña 

Otro punto de apoyo, eso sí, no comestible

Ahora que ya conoces todas y cada una de las partes de la Paleta Ibérica, solo te queda Comprar una Paleta Ibérica en la web de Olalla Jamones y empezar a disfrutarla. 

Publicado en: Curiosidades, Paleta Ibérica

Deja un comentario

Inicia sesión para publicar comentarios.